C A L L E

 

Sentir el llamado, salimos de nuestra esfera. El rugido de las voces indignadas se aúnan en un grito nacido desde el interior del cólera y cansancio. El emblema se hace uno y el murmullo clama libertad. El cuerpo como símbolo de manifestación.

Samantha, la libertaria del clamor colectivo, la calle es su insignia, viste las prendas populares, las demandas de las masas, la irritación de un país…

Las fotografías son un trabajo realizado por las artistas Francisca Valenzuela y María Paz Hernández.


C A L L E, es una editorial propuesta como la exhibición de una mirada cruda sobre los avatares de un conflicto silenciado y violento. «El campo de batalla» entre los indignados y los corsarios de verdes, son la metáfora realista de una performance honesta y honrosa.

Honor a los caídos por la dignidad…

La crueldad y el duro ensañamiento de los corruptos del «orden público» son los versos que alimentan estrofas duras, vehementes y desoladoras, y son en C A L L E el juicio crítico de un historia de sangre en el Chile del siglo XXI.

Nota del Editor: 

El Drag Queen o actualmente conocido como “Drag” es conceptualizada como la personificación del género opuesto, la sátira de una exaltación dramática, sea femenino o masculino. Un acto de burla, la caricatura de una anti poesía, la representación de un reflejo crítico hacia los cánones y fundamentalismos religiosos y conservadores de la sociedad.

El drag como manifestación artística, proviene como denominación de la expresión  Dressed As a Girl (vestido como una chica) y no es sino, una performance visual, donde confluyen diversos elementos de ornamentación, vestuario, maquillaje y efectos especiales.

 

Editorial Black en Casa

“No hay nada peor que la imagen nítida de un concepto difuso” (Ansel Adams)

La poesía de la espontaneidad…

Erika llevaba un lente, un aparato con un infinito fondo de sueños y pasiones, mientras que Francisco caminaba descalzo con un maxi suéter de lana en tono azul marino. En tanto la pequeña fotógrafa con una Canon T5 y un lente de 35 milímetros inicia capturas vagas, en la búsqueda de la nitidez en el retrato.

Fotografia: Erika Medina / Modelo: Francisco Molina / Styling: Patricio Velásquez.

El rostro en un cuadro nítido, desde el hogar ¿qué retrato?

Por un infinito living en el viejo Cochrane, en la urbe antiquísima del centro del ruido en la comarca penquista, su centro, recorría perdida, sumida en la observación por un clásico suelo de parqués  y unas paredes blancas que queman los ojos gracias a las puertas de luz que reposan en gigantes ventanas,  observa atenta el rostro de acceso noble, un Freste y su new look: Un color de cabello lógico.

¿Es la foto la impresión en el lente?, afirmó la “chica” quizás, ¿será tal vez acaso lo contrario? respondió TBH; Preciso un tocado, un sombrero replica Francisco, ¡de inmediato! advierte theblackhat. ¡parate acá! Francisco, “dame naturalidad” (tbh)…

¿Por qué?

¿Es una sesión fotográfica?

Maybe, quizás lo sea…

Samantha: Territorio Corporal

El cuerpo, aquel templo de naturaleza y espíritu insumiso, la apariencia oculta detrás de la esencia compartida entre individuos sin categorías, hoy y siempre reclaman justicia, reaccionan mediante la insurgente conexión entre cuerpo, espacio y razón, ideales que en el territorio se hacen presente. El cuerpo como símbolo de protesta…

Es posible encontrar paz después de haber pasado toda una vida invizibilizados  por los de arribas, pero calma, que la paz llega cuando el chillido de un discurso inaparente ahogan la política personalista.

Sentir el llamado, salir de la esfera, pues cuando las voces se aúnan y el grito nace desde el interior de la indignación, el emblema se hace uno y el murmullo clama libertad. El cuerpo como símbolo de manifestación…

El Drag Queen es un arte nacido en los gloriosos años 60, declaración concebida por amantes de esa belleza única, propia de féminas, que representadas en hombres, satirizan los roles de una casta vanidosa y normalista, la cual siempre busca silenciar, pero es el drag, una manifestación artística – visual que siempre ha combatido las marginaciones de una sociedad compleja y conservadora.

Samantha es la convergencia idealista entre la vocación rebelde de artistas y valientes, que en su entrega hacen del día una batalla por espacio y aceptación, es la representación de un alma atrevida, que reconoce en su lucha un motivo universal, existir en dignidad.

Samantha es la revelación de un arte y cuerpo rebelde, el recogimiento ético de una calle repleta de cansancio y añoranza.

Samantha: Territorio corporal es  una editorial de moda con cuerpo de reflexión y alma de observancia.

Gracias Samantha por renovar el valor y continuar contestando por siempre…

Nota TBH

La resignificación de los espacios colectivos y la reciente incorporación del
cuerpo, como un encuentro entre el pensamiento, la representación 
y la libertad, son las nuevas convenciones sociales que, en estos tiempos, han democratizado
la exposición de discursos políticos, sociales y culturales.

El cuerpo es el nuevo silogismo de la convicción.

La reivindicación de territorios como emblemas, plazas y calles, son el digno escenario que permiten a la ciudadanía, concientizar un afecto de pertenencia hacia dominios subyugados por un indigno afecto al dominio mercantil y poco público. (Editor General)

Modelo Artista Transformista Samantha Price, imágenes cortesía de María Paz Hernández e Ignacio Arellano, Styling Patricio Velásquez.

Artificio del Cuerpo Soberano

Ilustración de Claudio Art «Se me ocurrió que nosotros somos una especie de contenedores de semillas, en la medida en que nuestros cuerpos representan el pasado, el presente y el futuro; la progresión de la raza humana. Mis fotografías representan esa filosofía. El cuerpo, por supuesto, es el objeto seminal …