Recetario Eluney: plantitas, belleza y sanación

Todo partió en Córdoba hace siete años en el bloqueo de la construcción de una planta multinacional de transgénicos, allí se abrieron mis ojos y el bichito que siempre estuvo en mi, afloró con mayor interés y deseo.

Las metáforas de la vida cuando suman experiencias que reflejan aprendizajes y saberes  cuentan con un valor adicional y no por la distancia del camino, sino por las lecciones y moralejas de tales pasos en el recorrido, y ese es el calor renovador, instructivo y consciente que Eluney representa a diario en sus jardín de sueños sanadores.

Bienvenidos a un estilo de vida autogestionado: Eluney alimenta y sana.

“Recuerdo siempre ver a mi abuela paterna, con su paico remojado en su mesita de luz, y también me acuerdo de su alcohol con matico para la friega en las rodillas”

Desde la sabiduría de mujeres más antiguas, es que nació la auto curiosidad por conocer y descubrir las múltiples propiedades y usos de las plantas, o más bien, el “bichito” como lo define Yoshi Rojas, la artesana detrás de este nuevo estilo de vida autogestionado, es que se inició la motivación del porqué transformó sus viejas usanzas de compras en la farmacia, por un maratón directo al patio de la Fitoterapia (sanar con plantas).

Eluney,  significa «regalo del cielo» sabiduría que en el presente supone la resignificación de la herbología y el uso de las plantas como alternativas sustentables y conscientes para el autocuidado, la alimentación y la “estética personal” mediante la conexión y el acompañamiento (apañe) durante esta novedosa experiencia.

Más que una marca, su cultora define a Eluney como un etilo de vida atemporal, hábitos y prácticas propias que al explorar por sí misma, decidió exteriorizar y democratizar su descubrimiento  y compartir con todos, su vocación como un discurso motivador para promocionar las hierbas y los productos naturales desde el conocimientos y la reeducación del consumo de las mismas.

Mi curiosidad por las plantas me implicó empezar a olerlas , empezar a probarlas en mi

  • Si me picaba un bicho, si me picaba un insecto ¿que podía hacer?

Hoy, tras años de auto estudio, puedo poner una flor de caléndula, que al frotarlas en mis manos, luego me la pongo en la piel y se desinflama la picazón de la picadura.

Yoshi Rojas ha conceptualizado su propia vida, sus predicamentos y su necesidad por discrepar respecto al mercado y la amplia variedad de productos en esta materia, “Eluney es un estilo de vida, es una forma de ser, mi forma de ser, dos elementos unidos, vivos de esa manera, me dedico a lo que amo, es mi manera  de aportar a este mundo”.

Cada producto, cada esencia y cada pomada que integra parte de la colección natural de tónicos elaborados son obra de un proceso de autogestión de su creadora, desde la plantación  y cosecha de cada planta, hasta cada dibujo explicativo, las etiquetas, la búsqueda de recetas, pero sobre todo la vinculación por redes.


Las plantas deberían tener un protagonismo total en la vida, sobre todo en el cuerpo, pues entre ellos existe una relación consciente


Cada producto, esencia y pomada que integra parte de la colección natural de tónicos elaborados por Eluney, son materializados en un proceso de autogestión por su creadora, desde la plantación  y cosecha de cada planta, hasta cada dibujo explicativo, las etiquetas, la búsqueda de recetas, pero sobre todo la vinculación por redes.

“No necesitamos ser millonarios para cuidar nuestra piel, nuestro organismo. Haciendo pequeños cambios, sumarle una alimentación sana, integrar las plantas en la ingesta de alimentos , todo se vuelve mejor”

Tiempo y paciencia es el lema de Eluney alimenta y sana, quien desde su compromiso con la naturaleza ha contribuido al quiebre de paradigmas y convenciones sobre el concepto de “belleza”, pues si bien, trabaja la sanación y la alimentación, también desde se ha incorporado la industria de la belleza mediante la deconstrucción y desestigmatización de la vocablo “estética”.


Todos tienen la conexión con las plantas de alguna manera,  si te vas para atrás, a la infancia, hay una reminiscencia y cercanía con la naturaleza, pues las plantitas son vida y lo son todo.

La estética Eluney es un proceso de percepción y observación, el cual tuvo una etapa de maduración y desestigmatización de su concepto, costó, desglosar su significado y llevarlo así a la práctica, despertar, que tardó 2 años en replantear la funcionalidad de las plantas como herramientas no solo medicinales, sino que también ayudan externamente.

Eluney busca configurar una estética propiamente natural, pero sobre todo utilitarista, la cual nazca desde el quehacer individual, desde el “hágalo usted mismo”, valores que solo demuestran con elocuencia el nacimiento de destrezas renovables, cuyos beneficios se encuentran en el tiempo, tanto contigo mismo, como el respeto al entorno y a la historia oculta detrás de cada punto verde, sabio y hetereo que se reproduce ante nuestra vista, ese verde sanador, ese verde Eluney.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *