Rareza de Amor

Ilustración por Varios Artistas

No sé las veces que has bailado sola las canciones para dos,  
No sé si pesan más las heridas que las alas, 
No sé dónde ni qué, tampoco sé cómo, 
Solo sé que es contigo con quiero estar… 

“ÉL”, motivado por un largo camino, el maldito cobarde, el que viene y se cansó de esperar, de esperarte, de buscarme, al que no golpeo la puerta a patadas y grito su nombre, se detiene con paso firme ante el quizás más austero y doloroso de todos. Sus heridas, mis magulladuras están con nombre y apellido, la realidad es que la llamaste tuya, y ella no era de nadie, no soy de nadie, no somos de todos, tú y tus opciones… Había dos, lo curioso es que elegimos ambas al mismo tiempo. 

¡Te creo! Al que se quedó, le creo cuando me habla de amor, y yo en silencio observo de reojo la ausencia de palabras, no salen, quizás la próxima. La amnesia es quizás, el impedimento que no te ha dejado escapar, ya que no hay mejor error que el irse amando, y son estos poemas de amor, a ti, al que permaneció, versos que otorgo para bendecirte, acto en el que abro el camino a los deseos con sabor a vida, añoranza y cobijo, no me culpes, ni a mí, ni a mi cinta roja, pues las responsables son las miradas, los prejuicios, mis credos, mis debilidades, no es no amor, es temor, perdóname. 

¡Me fui! Ya sabes porque, no hay mayor tortura que seguir sufriendo lo mismo día a día, aún con ello, se por qué te quedaste, tú, el valiente de cinta amarilla, el fuerte, pues el que ama de verdad no olvida de un día a otro, y sí somos raros e imperfectos, pero allí en esa oscuridad encuentro mi luna, mi luz, en tus ojos, acaricio el viaje, y desafió a la muerte a venid por nosotros, puesto que ambos estamos listos, aguardando aquí, en nuestra cueva de singularidad, escenario idílico, donde el amor lo vence todo, a la mierda la sociedad y sus convenciones, sus normas, su moral, su estridente indiferencia, lo amo y me ama, lo demás sobra. 

Rareza de Amor es una editorial de moda inspirada en ellos, todes aquellas mentes que ven en sus retinas pasajes de conexión, un amor que sí, es diferente, pero que no busca ni aceptación ni menos conciliación con los actuales convencionalismos y paradigmas de género y validación social. Es la particularidad, son los matices y esencialmente el valor de la diferencia las principales herramientas, en está, una propuesta editorial del 2017, la cual fue recogida por un equipo regional del Biobío a cargo de Benzo Aguilera en el registro audiovisual y maquillaje, y de nuestro editor general en el área artística y estilismo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *