La vanguardia del rubor y el arte del maquillaje

«El maquillaje es expresión, expresión de libertad, es un regalo con sabor a liberación«

Poder definir qué es arte y cuando la creación es una obra de arte ha sido un debate historiográfico, cuya génesis se encuentra en las vaguedades de las múltiples interpretaciones respecto a la calificación de esta expresión.

En la búsqueda por conceptualizar y valorar el arte dentro de una esfera que reconozca la indumentaria como un punto de encuentro entre distintas disciplinas, en este caso, maquillaje, es que resuenan las vividas construcciones de colores, rubor y diseño de un visionario del submundo del “makeup”, Hernán Salazar.

Bienvenido al surrealismo de Deox.

Maquillarme todos los días fue mi liberación de la opresión en la que estaba, fue un tema para mi familia, pero la educación es el núcleo de la transición y el proceso que debemos vivir.

Con un carácter intrépido y una osadía indiscutida, es como el niño de 10 años de un pequeño pueblo de la zona central de nuestro país, Constitución, tomó la base de su hermana por primera vez para maquillarse y caracterizar a un personaje de la obra escolar Mago de Oz, fue en aquel momento donde el amor y la pasión por la táctica en su rostro tuvo el punto inicial perfecto, para ser hoy, un artista particularmente único y con una simbiosis e imaginación entusiasta.

Entrada la adolescencia nuestro espantapájaros (personaje de Mago de Oz) ya usaba mucho más que base en su rostro, la influencia del entorno, las tribus urbanas y el estilo underground dieron el impulso necesario para que Hernán ya entrada la universidad, donde estudió Comunicación Audiovisual, transformará el maquillaje en un elemento de uso diario.

Técnica

Los prejuicios y la heteronorma en la opinión de nuestro artista, son factores que condicionaron en sus comienzos la construcción de una identidad visual que permitiese libremente explorar y buscar la tecnificación de su estética, por ello el autoconocimiento fue clave para la evolución de Salazar.

Desde videos de maquillaje de Rupaul Drag race hasta el contacto directo con expertos en el oficio tras su paso por la marca Inglot como makeup artist (maquillador) y desde luego su vinculación con todo el círculo de participantes del concurso Face Awards organizado por Nyx Cosmetic Chile, todas estas experiencias contribuyeron al proceso de educación y práctica en su arte.

La creación propia y la innovación son pilares medulares en el maquillaje artístico, dramático que cada personaje encarna y que recubren la autoría del joven “espantapájaros” quién puede tardar hasta 7 horas en cada personificación y el cual la idea de construir técnicas propia en la difuminación, aplicación e idealización de cada maquillaje.

Estilo e influencias

Muchas cosas me inspiran, desde la música y la música fue un principio de mi inspiración, porque desde el metal sinfónico y el punk, todos, tienen maquillajes exagerados.

Cada personaje nace desde distintos desconciertos y también de un estado mental circunstancial y propio, el maquillaje para Hernán es libertad, pero también es terapia, pues padece del trastorno límite de la personalidad, también conocido como, Borderline, y es en un ejercicio terapéutico que el maquillaje lo ha ayudado a canalizar los diversos cambios de estados que surgen en su cotidianidad.

“Abiertamente deconstruido” y “desprovisto de cualquier categoría” es como él mismo define su expresión, y es en un proceso de investigación en el que nacen personajes que encarnan estos valores formativos, particularmente, la liberación con la que consigue desafiar la norma y reflexionar sobre la aceptación y la oportunidad de “ser quienes queramos ser”

D E O X…

El maquillaje llega a mí de la formación de un personaje que no necesita género, con el que busco hacer ruido y abrir paso a que otros se expresen.

En la persecución por encontrar una identidad propia en el mundo del maquillaje, una simbiosis entre Hernán y su arte, es que surge la ideación de un “personaje”, el cual ha costado canalizar, pues existen en su submundo de creación e imaginación diferentes influencias, pero siempre caracterizando desde la imposición de no caer en categorías predeterminadas.

Detrás de cada trazo y figura habita se cuentan historias, relatos en él que se confiesan todos los maquillajes artísticos y vanguardistas que solo anuncian el nacimiento de DEOX.

Deox está en cada momento de su vida, pero no está canalizada totalmente, Deox es lo que ves en cuanto a maquillaje artístico y Hernán es la representación de un maquillaje mesurado, cuyo desencuentro entre ambos, está en los cambios de morfología.

¡OJO! Ambos existen, siempre están los dos, así es como Hernán define su vínculo con Deox, juntos se enlazan y apoyan para crearse el uno al otro, “todos creamos una falsedad con lo digital”.

Es el contacto con el mundo instantáneo de la nube, el canal mediante el cual Hernán busca expresarse, pues el maquillaje es una posibilidad de manifestarse, de ganar terreno propio, un discurso político personal, pero también colectivo.

El maquillaje es y será siempre una confesión de estilo, identidad y coraje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *